Juan Sebastián Castellanos

El joven locutor colombiano Juan Sebastián Castellanos recién estrena su nuevo demo de locución producido por DemonDemos. El locutor nos cuenta de cómo “el gusto por comunicar” inculcado por sus padres es parte de las influencias que lo han llevado a aventurarse en el campo de la locución comercial. “Conviví desde muy pequeño en el mundo del periodismo, la televisión y la radio, pues mi padre y mi madre son periodistas”, comentó Castellanos.

 Actualmente Juan Sebastián enfoca todos sus esfuerzos en sacar adelante su carrera como locutor en Colombia. Esto no es tarea fácil, pero el joven locutor se muestra muy seguro de sus habilidades. “Trabajar con Juanse fue todo un placer. Tiene una gran voz. No sólo Juan Sebastián tiene muchísimo potencial para ser un gran locutor, sino también su actitud emprendedora, disciplina y optimismo le abrirán muchísimas puertas en esta industria”, expresó Antonio Fornaris. “Tiene todo a su favor para lograrlo: voluntad, entusiasmo, y unas cuerdas vocales maravillosas”, agregó Simone Fojgiel.

 Al mismo tiempo, fueron las 25 clases (sobre 25 horas invertidas) previo a la producción de su demo claves en su desarrollo como locutor. En estas clases, Simone Fojgiel cubrió los aspectos teóricos y técnicos de la locución y narración. “A medida que fueron transcurriendo las clases, Juanse fue despojándose de sus miedos, preconceptos y limitaciones, animándose a fluir con mayor libertad, expresividad vocal y física, y actitud emocional frente a su voz”, expresó Fojgiel.

 Según Juan Sebastián lo que le llevó a invertir en su demo fue una necesidad de trascender, evolucionar y de ser mejor cada día. “Y claro está, la necesidad de venderme y mostrar mis capacidades”, añadió el locutor. Además, para él la oportunidad de haber conocido en persona a los integrantes de DemonDemos en VO Atlanta 2016 fue de suma importancia a la hora de tomar su decisión. “Pude conocerlos y ver de primera mano los profesionales con los que algún día quería trabajar”, declaró Castellanos.

 “El Demón de Juanse desde el mismo momento que fue concebido pretendió ser un espejo de todas las fortalezas que él logró denotar a lo largo del proceso: el narrador corporativo, el desopilante locutor de promos para adolescentes, el vozarrón que despide una natural virilidad, el confeso amante de la Fórmula 1, el hombre sensible que es consciente del sufrimiento ajeno. Todo eso es Juanse como flamante Locutor y como persona, y así quisimos imprimirlo en cada uno de los segundos que forman parte de su Demón”, afirmó Simone.

 La elaboración de un demo requiere de un gran compromiso tanto del locutor como de sus productores. Más allá de esto, es esencial tener una visión y dirección clara, un plan estratégico al igual que un objetivo bien definido. Para Fornaris, “El demón de Juanse es un gran ejemplar de lo que el arduo trabajo, el sacrificio y la pasión pueden lograr”.

En fin, cuando le preguntamos a Juan Sebastián Castellanos qué consejo le daría a todos aquellos locutores que están considerando hacerse de un demo profesional, esto fue lo que contestó: “No lo duden un segundo. Es una gran inversión para el resto de sus carreras como locutores”.